¡NUESTRO BLOG!

  • 24
    May

    La cativía

    ESCRITO POR: contenido

    Un bocadito con historia.

    Las crónicas del primer viaje de Colón relatan la aceptación inmediata por los europeos de dos productos de la isla Hispaniola. No los llevaron como trofeos de expedición, sino como artículos de uso cotidiano durante la travesía de retorno. Estos fueron: la hamaca y el casabe.

    La hamaca mejoró notablemente las condiciones en que dormían las tripulaciones de los barcos del siglo XVI. El casabe sustituyó eficazmente al “pan bizcocho” utilizado en la navegación de cabotaje en el Mediterráneo. En el cruce del Atlántico este alimento esencial se fermentaba haciéndose imposible de comer.

    El casabe o “pan casavi” fue llamado por fray Bartolomé de las Casas “el pan de la conquista”. Su probada característica de hacer el viaje de ida y vuelta a España sin dañarse lo hicieron indispensable para las travesías desde Santo Domingo a todos los sitios del nuevo mundo y los retornos al viejo mundo.

    Todos los indicios señalan al casabe, que se obtiene de la Yuca, como el primer alimento que experimentó en los albores de la colonización lo que hoy llamamos Fusión gastronómica. Aquí en Santo Domingo se encontraron, por primera vez, las cocinas y los comestibles de América y Europa. La Yuca causó sensación entre los colonizadores hambrientos que asistieron al banquete de Guacanagarix, el cacique taíno que les dio hospitalaria bienvenida en el norte de la Hispaniola.

    El casabe se prepara exprimiendo la Yuca rallada y tostando la masa seca que previamente se dispone en forma de pequeñas tortillas. La Cativía sigue idéntico proceso pero en vez de pasar al horno, se calienta con aceite, se amasa, se adelgaza y extiende con el uso del rodillo. Se dispone en tortillas a las que se agrega el rellleno clásico que es un guiso de carne de res o cerdo, se cierra formando la empanada y se fríe. Desde el aceite en adelante todo es aporte europeo al ingrediente básico  taíno desconocido en  el viejo mundo hasta el 1492.

    Las empanadas de Cativía son un bocadito delicioso que no ha parado de evolucionar. Su receta básica no cambia, pero el relleno se hace cada vez más variado y sofisticado. Esa noble masa de Yuca acepta elaborados rellenos de quesos, cangrejo, longaniza, lambí, jamón serrano y hasta de huevas de pescado.     

    Indispensables en la mesa de Nochebuena, las Cativías llenan la boca de pura delicia. Crujientes y doradas incitan a la vista y su aroma espolea el olfato invitando a hincarles el diente. Son famosas en la ciudad colonial las del Mesón de Bari y su cafetería Noah. También están presentes en el menú de Jalao y en el del recién inaugurado Buche de Perico. En Adrian Tropical las sirven acompañadas por una salsa verde que eleva el nivel gourmet de esta típica empanada dominicana.

    Esta es una experiencia que no se puede negar, regálesela, porque en Santo Domingo la historia no solo se admira en monumentos y museos, también se saborea en bocaditos con historia como la  sabrosa Cativía.

    FOTO: http://misrecetascomidahechaencasa.blogspot.com/2013/06/empanadas-de-pollo.html

     







Publicidad 280x280px







Publicidad 280x280px

Booking
  • Compre Ahora

  • 01. ¿Que quieres hacer?

  • 02. ¿Forma del Tour?

  • 03. ¿Cuando nos acompañaras?

    Entrada Salida
  • 04.

    Adultos Niños
  • 05. Contacto

    Correo: Telefono: